AYUNAR no es saltarse una comida

¿Me salto el desayuno o mejor la cena? Es una de las preguntas que me hacen con frecuencia las personas que quieren implementar el ayuno en sus vidas.

Lo primero a tener en cuenta es que el ayuno NO ES saltarse una comida, de hecho, en ninguna parte se ha mencionado que el ayuno sea comer una, dos o tres comidas al día.
Para entender esto, deben saber que el AYUNO ES UN ESTADO METABÓLICO, no es algo mágico, ni ajeno al ser humano.Los seres humanos, sólo tenemos DOS ESTADOS METABÓLICOS NUTRICIONALES:

1. EL ESTADO POST-PRANDIAL: es el estado metabólico que inicia apenas empezamos a comer y dura más o menos 6 horas. Es decir, estamos en estado post-prandial cuando ingresan CALORÍAS (energía) a nuestro cuerpo o cuando elevamos hormonas como la INSULINA a través de la comida. Este estado es principalmente ANABÓLICO, es decir, un estado de CREACIÓN.

2. EL ESTADO DE AYUNO: este estado inicia cuando llevamos 6 horas sin ingerir alimentos. Este período durará lo que nosotros queramos y finalizará cuando volvamos a ingresar calorías a nuestro cuerpo o cuando tengamos un estímulo importante sobre la insulina, cualquiera de esos dos estímulos terminará con el estado de ayuno. El ayuno es un estado principalmente CATABÓLICO, es decir DESTRUCCIÓN.

Así que un ser humano está o en estado post-prandial o en estado de ayuno.

Cuando alguien cuenta sus horas de ayuno desde la última comida, tendría que restarle las 6 horas del estado post-prandial, para saber las horas reales de ayuno.

Por ejemplo, si alguien dice que hizo 12 horas de ayuno, realmente solo lleva 6. Sin embargo, para efectos de practicidad, los protocolos de ayuno se cuentan desde la última vez que comemos, así que no se vayan a preocupar por esto.

El ayuno es un estado propio de nuestro metabolismo, con el que hemos vivido siempre, un estado que activa vías metabólicas y respuestas celulares muy buenas para nuestro cuerpo y salud, y de ahí el valor TERAPÉUTICO que se le ha dado desde tiempos ancestrales.

Sin embargo recuerden que en nuestro cuerpo, ninguna respuesta es 100% buena o 100% mala, y el ayuno no escapa a eso. Es como un arma de doble filo, si la usas bien ? y si la usas mal ?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En esta web usamos cookies para mejorar tu experiencia de busqueda.