Ansiedad por la comida

Quien no ha sentido un impulso incontrolable de comer algo dulce o una harina?
.
Yo creo que todos!!!
.
La ansiedad por comida es cada vez más común y las redes sociales no escapan de dar mucha información al respecto
.
Hay que tener algo muy presente la ANSIEDAD por comida puede estar ocasionada por algo CORPORAL, como por ejemplo: hormonas que no están funcionando bien, déficit de algunas vitaminas y minerales, trastornos del cortisol, trastornos de los ciclos circadianos, falta de sueño, etc
.
Pero también puede estar ocasionada por algo EMOCIONAL o PSICOLÓGICO, es decir, por aburrimiento, tristeza, soledad, frustración, estrés, miedo, etc
.
Si tu ansiedad por comer dulces es debido a unos valores muy fluctuantes de la insulina, seguramente con una dieta libre de azúcar, baja en carbohidratos o una dieta cetogenica te va a ir muy bien
.
Pero si tu ansiedad por comer dulces o harinas, se debe a que vives aburrido, o que estás frustrado con el trabajo que tienes, o que presentas un trastorno depresivo, creme que por más dieta ceto que hagas el problema NO se va a solucionar, ya que la raíz del problema sigue sin tratamiento
.
Obvio quitar y erradicar el azúcar de nuestras vidas, siempre va a ser positivo, pero no para todo el mundo es la solucion a la ansiedad
.
Por eso, el médico que valora tu ansiedad, debe evaluar laboratorios y examenes especializados para aclarar que no exista ningún componente de tu cuerpo que esté llevando a esta situacion
.
Si no se encuentra nada en tu cuerpo que logre explicar la ansiedad, entonces muy seguramente hay un componente emocional y como tal este debe ser tratado ya sea por un psicólogo o por un especialista en bioneuroemoción, para que te enseñe técnicas para el manejo de situaciones como el estrés, el aburrimiento, etc
.
No todo se arregla comiendo bien, también debemos alimentar nuestro espíritu y nuestras emociones con buenas sentimientos y energías… Como dice @dcnutricion también hay que nutrir el alma
.
En resumen, si tienes ansiedad por dulces, come mejor, retira el azúcar y las harinas refinadas, empieza a incluir más grasa saludable en tu dieta… Si el problema persiste, busca en tus emociones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En esta web usamos cookies para mejorar tu experiencia de busqueda.